Espíndola y Asociados

amparo y derechos humanos

En México, a raíz de las reformas constitucionales en materia de amparo y de derechos humanos (junio 2011) y de la nueva ley de amparo (abril 2013), la manera de interpretar y de aplicar el derecho es absolutamente distinta a como se hacía con anterioridad.

Ahora, todas las leyes y demás ordenamientos legales deben estudiarse bajo el cristal de los derechos humanos; tanto los reconocidos en la Constitución, como los reconocidos en los Tratados Internacionales en los que México  es parte.

En consecuencia, ningún abogado es confiable si desconoce las modificaciones constitucionales, los principales Tratados Internacionales y la Jurisprudencia Nacional e Internacional sobre la materia; además de estar al tanto de lo que opinan los estudiosos de dicha materia.

Por otro lado, el nuevo amparo es el instrumento más eficaz para la defensa de los derechos humanos y es considerado el recurso efectivo para la salvaguarda de los demás derechos fundamentales.

De tal suerte que, sólo los abogados que manejen el nuevo juicio de amparo, podrán hacer que todas las autoridades en su actuar, se ajusten al nuevo modelo de derecho Mexicano.